domingo, 26 de junio de 2016

Zaragoza, Fuendetodos, Montalban, Alcorisa, Morella, Camarena de La Sierra, Alfambra, Monreal, Lagueruela, Herrera, Zaragoza


Las fotografías las realicé en el itinerario descrito en el título durante la tarde y noche del viernes y el día ayer. Fueron 635 Km y unos 5.200 metros de desnivel.

En fin, que por culpa del dichoso tiempo, otra vez me tocó posponer una gran ruta por los Pirineos con la que llevo soñando más de un año. Tercera vez que le busco un hueco en el calendario y tercera vez que la tengo que aplazar.

Pero bueno, a grandes males grandes remedios y busqué una alternativa por Zaragoza y Teruel porque, una vez puesto en canción y mentalizado para afrontar un gran proyecto, poco me apetecía hacer una ruta de exigencia normal.

Así pues el viernes a las seis de la tarde, tras una pequeña siesta de media hora después de salir del trabajo, comencé esta nueva aventura que pude completarla del tirón en un tiempo total de 29 Horas y 55 minutos (27 Horas y 30 minutos sobre la bicicleta).


Ambiente extraño en el Far West que no presagiaba nada bueno.







En el cementerio de Belchite (Km 65) encontré refugio ante la ferocidad de la tormenta. Lo cierto es que en un visto y no visto comenzó a caer el diluvio universal, fue increíble y, durante la espera, no pude evitar venirme abajo, apenas 65 Km y comenzaban las complicaciones... ¿cómo puedo tener tan mala suerte?.













Tras la tormenta se hizo la paz.







Al comienzo de la noche vi, a lo lejos, varios relámpagos y pensé que tal vez me volviese a topar con alguna tormenta. Pasé unas dos horas con esta preocupación metida en la cabeza pero, afortunadamente, coronando el modesto repecho de El Caballo (Km 175) la luna emergió de las nubes, mostró una noche limpia, sin nubes, y se acabaron las preocupaciones.






Bonitas masías en el Maestrazgo castellonense.





Buena temperatura en un asfalto perfecto, y miel sobre ojuelas.



























Portell de Morella (Km 250)














Camino de Mosqueruela, ya en Teruel, el asfalto está muy deteriorado.


Linares de Mora (Km 300). Llegué muy pronto y, para mi pesar, no vi ningún bar abierto. Lo cierto es que había hecho corto de comida y empezaba a tener mucha hambre.



























Paisajes idílicos en el Maestrazgo turolense.




























En Rubielos de Mora (Km 337) di cuenta de un suculento bocadillo y afronté los próximos kilómetros en plenitud de facultades. Así pues la subida al pueblo de Camarena de la Sierra (Km 375) se me hizo muy llevadera.




























Cerca de Teruel el calor empieza a apretar.



























Entre Alframba y Bueñas el terreno pica para arriba y el viento comienza a castigarme pero el pintoresco paisaje hizo que el esfuerzo pasase desapercibido.




























Cerca de Monreal (Km 485) el secano manda en el horizonte.



























Pasado Lagueruela abandonamos Teruel y volvemos a Zaragoza.








Vamos que ya queda poco.

En Villanueva de Huerva (Km 590) comienza un tramo con muy mal asfalto. Por otro lado el viento sopló con rachas muy fuertes por lo que los últimos kilómetros, en la entrada a Zaragoza, lo pasé bastante mal por el peligroso conjunto de noche, rotondas, viento y coches. Lo cierto es que, por este motivo, los últimos veinte kilómetros fueron para olvidar.


Al poco de pasar María de Huevar (a escasos 12 Km de Zaragoza) me paró la Guardia Civil y...¡me hizo soplar!....jajaja, bueno, así esta gran ruta tendrá su souvenir...



Enlace al Bikempas.

https://www.bikemap.net/es/route/3614034-teruel/#/z9/40.32351,-0.48065/terrain