martes, 28 de octubre de 2014

Roncal, Ansó, Zuriza, Piedra de San Martín, Larrau, Isaba, Roncal

Las fotografías las realicé el pasado sábado en el itinerario descrito en el título. Fueron 150 Km y unos 3.200 metros de desnivel.

Hasta el próximo año no habrá más Pirineos (asfaltados) y durante la ruta fui entonando el pobre de mí.

Han sido muchos kilómetros, muchas horas y, sin embargo, no son pocas las cuestiones que se me han quedado en el tintero.

Los asuntos pendientes, las verdades a medias, martillean la conciencia, avivan el deseo e incitan a penetrar en la deriva, que nunca lleva a ningún sitio, pero sigue siendo un camino, de allí la tentación.

Pero ya tengo la suficiente experiencia para saber que lo mejor es decir que se acabó.

Y quise que la despedida fuese suave y llevadera.

Descenso del Puerto de Matamachos (400 metros de desnivel en 8 Km desde Garde) camino de Ansó.

La visita a Zuriza, en otoño, resulta imprescindible.





Ascenso a la Piedra de San Martín, desde Isaba.




El descenso también dibujó bonitas estampas.



Puerto de Larrau. Pese a que fuese construido en 1.970 no debutó en el Tour hasta 1.996. Desde entonces sólo se ha subido, en la ronda francesa, una vez más (2.007), y eso que está considerado como el más duro de los Pirineos.










Vista sobre el Ori (primer 2.000 de los Pirineos desde el Atlántico).


Puerto de Laza.

Urzainqui.