miércoles, 13 de agosto de 2014

Larués, Longás, Sibirana, Roita, Gordún, Isuerre, Pintano, Larués


Las fotografías las realicé ayer en el itinerario descrito en el título. Fueron 110 Km (80 por pistas y caminos y el resto por carretera) y unos 2.000 metros de desnivel.

Pensé que ya me había recuperado de la Brevet 1.000 Km de Zaragoza y me equivoqué porque de fuerzas anduve justo.

Di por digeridas las quinientas cervezas que me bebí el pasado sábado (a mi lado un inglés en la Costa Brava hubiese parecido un monaguillo) pero no fue así y pesaron sobre manera.

De esto me di cuenta ya en los primeros kilómetros pero continué porque, a veces, la curiosidad por visitar ciertos lugares puede con todo.


San Juan de la Peña cubierto por las nubes.


Vista sobre Larués desde la subida de Campo Grande.

Por lo ya comentado sudar San Miguel en la exigente subida al Portillo de Longás (unos 3 Km al 9%) fue cosa de ciencias y no de milagros.

Para acceder al Corral del Calvo (Monasterio Pre-románico) hay que desviarse unos cientos de metros de la pista principal. Conviene estar atentos porque la señal que indica el lugar está en el suelo y apenas llama la atención.


Las Torres de Sibirana nos demuestran que este camino, tiempo atrás, debió de tener cierta importancia. Aunque nunca se sabe y tal vez fuesen la versión medieval del actual aeropuerto de Huesca, y por aquí no pasase ni el apuntador.


El Parque Eólico de Petilla deja magníficas vistas tanto al sur (donde puede apreciarse el Moncayo) como al norte.



Para acceder a Roita, a parte de necesitar un mapa porque no hay indicaciones, se requiere andar medio kilómetro.







Vistas sobre Urriés y Ceñito.


Gordún me pareció un pueblo de visita obligada. Supongo que esa pared, en medio de la plaza, sería el frontón.




La subida a la Sierra Sarda desde Isuerre cada vez me parece más dura. Aunque las vistas que ofrece, tanto al norte como al sur, la hacen muy recomendable.

Una foto de Lobera de Onsella

Santo Domingo

Una vez que llegamos al punto más alto comienza un rompepiernas demoledor.

Vista sobre Pintano. Al fondo la Foz de Sigüés y el Orhi (primer dos mil de los Pirineos desde el Atlántico).

Iglesia románica de Bagüés.

Oroel y San Juan de la Peña.