lunes, 14 de abril de 2014

Larués, Undués de Lerda, Ejea, Castejón de Valdejasa, Uncastillo, Navardún, Larués


Las fotografías las realicé el pasado sábado en el itinerario descrito en el título. Fueron 280 Km y unos 2.700 metros de desnivel.

Los científicos hablaban de una mañana de viento y lluvia y poco les faltó para pronosticar el segundo advenimiento del Señor.

Pero los científicos piensan demasiado y, a veces, los datos, siempre fríos, las experiencias pasadas, siempre caducas, inducen a error.

Y créanme cuando les digo que estando en abril, y tras un invierno muy duro, lo que menos me apetecía era enfrentarme a una batalla áspera e intestina, jugada contra viento y marea.

Pero no me quedé en la cama porque hay que guiarse por la ilusión e ir haciendo camino, improvisando, porque no hay que tener miedo a acabar mojado y tiritando, porque no hay nada peor que, y siguiendo la razón, no exponer un poquito el corazón.

Luis Aragonés decía aquello de ganar, ganar y volver a ganar, pero aquí sólo vale salir, salir y volver a salir.

Entre Undués de Lerda y Sos del Rey Católico



La Villa de Sos del Rey Católico. Uno de los pueblos más bonitos de la vieja Corona de Aragón (incluyendo Cataluña).


Entre Ejea y Castejón de Valdejasa el desierto es gobernado por el Castillo de Sora.










Alto de Sierra Luna


Silo de Luna


Castillo de Villaverde

Curiosa construcción

Luesia

Uncastillo

En el puerto de Baztanés me tocó ponerme el chubasquero aunque con temperaturas tan agradables un poco de lluvia no molesta.

Detalle de Sos del Rey Católico desde la carretera.

Cerca de Navardún

Puerto de Cuatro Caminos.

Camino de Undués Pintano

Penúltimo repecho antes de llegar a mi pueblo (Larués) ya en La Jacetania